Un Cuerpo en Cristo 2o Domingo – B



Un Cuerpo en Cristo 2o Domingo Año del Tiempo Ordinario B

1 Samuel 3:3B-10, 19 Salmos 40:2, 4, 7-8, 8-9, 10 1 Corintios 6:13C-15A, 17-20 Juan 1:35-42

            La lectura del sexto capítulo de san Pablo de su carta a los corintios con el propósito de nuestro cuerpo nos ayuda a comprender lo que Pablo quiere decir unos cuantos capítulos más tarde cuando Pablo escribe sobre la Iglesia siendo un solo cuerpo con Cristo. En el capítulo doce, Pablo describe que la relación con Cristo es un solo cuerpo con Cristo. “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. (1 Corintios 12:12 RVR1960)” 

         Al comentar este pasaje Brant Pitre nos anima no sólo a interpretarlo con la imagen de un cuerpo donde Cristo es la cabeza y estamos todo debajo de la cabeza. Más bien, en referencia tanto al Génesis como al capítulo anterior de San Pablo, Pitre utiliza la imagen de un hombre y una mujer que se unen como una sola carne, como un solo cuerpo, en el Sacramento del Matrimonio para explicar lo que significa ser un solo cuerpo con Cristo.[1]

         En el capítulo dos de Génesis, Adán identifica a Eva, su esposa, como su propio cuerpo mirándola con amor verdadero diciendo: “Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne (Génesis 2:23 RVR1960)”. Inmediatamente después leemos: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”

         Al igual que este pasaje del Génesis de dos cuerpos se convierten en una sola carne, un cuerpo, en el Sacramento del Matrimonio, Pablo en la segunda lectura de hoy describe nuestros cuerpos como si estuvieran destinados a ser miembros de Cristo para unirse al Señor a fin de llegar a ser “un solo Espíritu con él.” 

         Como en un buen matrimonio donde dos personas, y esposo y esposa, son una carne y un cuerpo y al mismo tiempo dos personas distintas que respetan los pensamientos del otro, y sentimientos así en el matrimonio perfecto que todos estamos llamados a tener con Dios con nuestro Señor estamos llamados a convertirnos en una sola carne con Jesús, pero no de una manera en la que nos disolvemos en Cristo y desaparecemos. Más bien nuestra identificación se preserva a medida que nuestra carne, nuestro espíritu, nuestros cuerpos se unen con el espíritu y el cuerpo de nuestro Señor Jesús.

            En cada Misa se nos da la oportunidad de que dos se conviertan en una sola carne cuando recibimos el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Jesucristo. En esta recepción, nuestros cuerpos, nuestros espíritus están unidos al cuerpo y al espíritu de Jesús y no sólo individualmente, sino también como un cuerpo de creyentes que están unidos unos a otros como un solo cuerpo, como una sola carne, a través de su unión eucarística con Jesucristo. 

            Cuando recibamos a Jesús, nuestros mismos cuerpos serán como tabernáculos para Jesús, ya que como Pablo escribe nuestros cuerpos son destinados por Dios a un templo del Espíritu Santo donde cada uno de nosotros “como piedras vivas, sed edificados como casa spiritual” (1 Pedro 2:5), una casa espiritual que se supone que es más bella que la Iglesia más bella del mundo. 

            ¿Cómo está a la mano de nuestra vocación colectiva de convertirse en piedras vivas de la Iglesia más bella del mundo, por nuestro amor veraz el uno por el otro, que se demuestra más en cómo, como bien subraya el Papa Francisco, cómo tratamos a los más humildes entre nosotros.

            A la luz de las enseñanzas bíblicas de hoy, que examinemos nuestras conciencias para ver cómo no hemos estado a la altura de nuestro sagrado llamamiento de ser juntos la Iglesia más bella del mundo donde nuestra belleza, nuestro atractivo se define por nuestro cuidado el uno por el otro, ya que somos el Cuerpo de Cristo.

Que Dios Le Bendiga, Pedro Pedro

Bao La Tình Chúa (Giang Ân)

Public Domain, https://cdn.pixabay.com/photo/2016/02/28/18/02/worship-1227335_960_720.jpg

Public Domain, https://i.ytimg.com/vi/VqnPFiIuWbU/maxresdefault.jpg.

Public Domain, https://pxhere.com/en/photo/821046.

Public Domain, https://cdn.shopify.com/s/files/1/0308/6503/1212/collections/divinemercy-cat_1200x1200.jpg?v=1584824417.

Public Domain, https://pixnio.com/free-images/2017/05/16/2017-05-16-09-33-07.jpg.

Public Domain, https://c.pxhere.com/photos/af/b2/casal_love_together_young_marriage_family_bride_groom-644493.jpg!d

Public Domain, https://pxhere.com/en/photo/1377221.

Public Domain, https://pxhere.com/en/photo/604373.

Public Domain, https://www.needpix.com/photo/535821/wedding-marriage-flowers-grooms-pact-commitment-love-happy-church-romance-ceremony.

Public Domain, https://pxhere.com/en/photo/963821.

Public Domain, https://www.pickpik.com/wedding-marriage-day-fancy-colored-month-44452.

Public Domain, http://www.marysrosaries.com/collaboration/index.php?title=File:Sacrament_of_Matrimony.jpg

Public Domain, http://www.marysrosaries.com/collaboration/index.php?title=File:Sacrament_of_Marriage_001.jpg.

Public Domain, https://en.wikipedia.org/wiki/Mystical_marriage_of_Saint_Catherine#/media/File:Barna_da_Siena._Mystic_Marriage_of_st_Catherine._Boston_MFA.jpg.

Public Domain, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Giovanni_di_Paolo_The_Mystic_Marriage_of_Saint_Catherine_of_Siena.jpg.

Public Domain, https://www.wallpaperflare.com/search?wallpaper=jesus&page=3.


[1] Brant Pitre, “The Second Sunday of Ordinary Time (Year B),” catholicproductions.com; Brant Pitre, The Apostle Paul: Unlocking the Mystery of His Theology, Catholic Productions, LLC, CD 1 and PDF.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s