Jesús como Rey de la Paz 14o Domingo Tiempo Ordinario (A)

Jesús como Rey de la Paz 14o Domingo Tiempo Ordinario (A)

Zacarías 9:9-10; Salmo 145:1-2, 8-9, 10-11, 13-14; Romanos 8:9, 11-13; Mateo 11:25-30

         La primera lectura del profeta Zacarías profetizará acerca de un futuro rey que desterrará las armas de guerra, “anunciará la paz a las naciones” y establecerá un reino universal que se extenderá “de mar a mar”.

         Cuando este rey inicie este nuevo Reino, no cabalgará en Jerusalén en un carro de guerra tirado por caballos fuertes, sino que cabalgará en Jerusalén mansamente en un burro. Poco antes de su Pasión, Jesús cumplió esta profecía cabalgando en Jerusalén en un burro.

         El pasaje evangélico de hoy no describe la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén cabalgando en un burro. En cambio, en el pasaje del Evangelio Jesús se identifica con un animal de trabajo que es similar al burro. Jesús se identifica con un buey. Lo hace diciéndonos que “Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí”. Brant Pitre comenta que el yugo al que se refiere Jesús se colocaría sobre los hombros de dos bueyes que juntos tiraron de un arado a través de un campo.[1]

         En la comparación, somos uno de los bueyes, mientras que Jesús es el otro buey que nos ayuda en nuestro trabajo de arar un campo. Otro animal con el que Jesús se identifica es un cordero. Al ver a Jesús, Juan el Bautista llama a Jesús “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Juan 1:29 RVR1960)”. En una visión que Juan tiene en el último libro de la Biblia, Apocalipsis, Jesús aparece una vez más como un cordero, pero que se introduce por primera vez como conquistador “León de la tribu de Judá (Apocalipsis 5:5 RVR1960)”. 

         Mientras Juan espera a que aparezca el León de Judá, ve en su lugar un “estaba en pie un Cordero como inmolado (Apocalipsis 5:6 RVR1960)”. Entonces, Juan oye a innumerables ángeles cantando: “El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza (Apocalipsis 5:12 RVR1960)”.

         Los pasajes de las Escrituras relacionados que acabamos de reflexionar compararon a Jesús con un rey guerrero, con un buey, con un cordero y con un león. Jesús cumple cada imagen de una manera sorprendente. Jesús cumple su papel como rey guerrero conquistador al no quitarse la vida, sino ofreciendo su vida por todos. Las armas que Jesús utiliza para vencernos son el perdón y la misericordia. Jesús cumple la función de un buey como Immanuel, como Dios con nosotros que camina con nosotros como nuestro amigo. 

         Como nuestro amigo, Jesús sufre con nosotros y al hacerlo aligera nuestro sufrimiento. Normalmente no nos quita nuestro sufrimiento. Más bien, Jesús transforma el sufrimiento ofreciéndose a caminar con nosotros en nuestras pruebas y tribulaciones con su presencia paciente, amable y aligerante. 

         Jesús cumple el papel de un cordero gentil al no devolver la violencia con violencia, sino al condenar la violencia que se le ha hecho: “Jesús le respondió: Si he hablado mal, testifica en qué está el mal; y si bien, ¿por qué me golpeas? (Juan 18:23 RVR1960).”

         Después de condenar la violencia, Jesús no devuelve la acción abusiva, sino que se permite ser asesinado como un cordero inocente. Jesús también cumple el papel de león, del león de Judá, defendiendo ferozmente la santidad de la casa de su Padre, el Templo, destinado a ser un lugar de oración para todas las personas. Lo hace anulando las mesas y persiguiendo a la gente con la intención excesiva de ganar dinero en un lugar sagrado. 

         Jesús nos ayuda a entender el gran misterio que eres. Como misterio desafías todas nuestras limitadas percepciones de ti. Jeús es un gentil Cordero de Dios y es el audaz y poderoso León de Judá. Es un rey guerrero conquistador, pero que cabalga mansamente en un burro ofreciendo tu paz. Que Dios le bendiga – Padre Pedro

Theme from Schindler’s List – Violin Part John Williams

Cgoodwin / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0), “Bow yokes on a bullock team,” https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Bullock_yokes.jpg.

en:User:Cameltrader / Public domain, “Emblem of Jerusalem,” https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Emblem_of_Jerusalem.svg.

Kevin Pluck / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0), “Lion (Panthera leo) lying down in Namibia. Photographer’s comment: ‘[I was] standing on a viewing platform about 25m away. He wasn’t doing much at all other than looking regal. There where [sic] some lionesses down below growling and pacing but they were in the shade so I didn’t get very good pictures of them. […] They were from Okinjima AfriCat foundation who look after injured or orphaned cats until they can be returned to the wild. They also educate farmers on practices on how to raise stock with large cats.’” https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Lion_waiting_in_Namibia.jpg.

© Nevit Dilmen / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0), “Lamb,” https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Lamb_09807-a.jpg.

Francisco de Zurbarán / Public domain, “Agnus Dei c. 1635-1640, by Francisco de ZurbaránPrado Museum,” https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Francisco_de_Zurbar%C3%A1n_006.jpg.

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Melkite-Christ-the-King.jpg, “Stained glass window at the Annunciation Melkite Catholic Cathedral in Roslindale, Massachusetts, depicting Christ the King in the regalia of a Byzantine emperor,” https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b4/Melkite-Christ-the-King.jpg.


[1] Brant Pitre, “14th Sunday in Ordinary Time (Year A),” catholicproductions.com.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s